jueves, 6 de abril de 2017

Lo que Pasó ayer en los Mercados

Por: Gonzalo Loayza Devescovi



Ayer en la tarde se dio a conocer el contenido de las Actas de la reunión de la FED del mes de marzo, con motivo del alza de las tasas de interés. Inmediatamente, los mercados de acciones y bonos se desplomaron rápida y significativamente. El DJ-30 tuvo su peor caída intra día en los últimos 14 meses y algo similar sucedió con el SP-500 y la mayor parte de los bonos.

En realidad, toda la atención se centró en un párrafo de las actas en el cual se decía que antes de final de año, la FED deberá comenzar a cubrir el saldo en sus cuentas. El mercado y los analistas en general, suponían que esto tomaría mucho más tiempo.

En la actualidad, la FED mantiene alrededor de 4.5 Trillones de Dólares en bonos, los cuales fueron adquiridos como parte del programa de estímulo económico emprendido por Estados Unidos a partir de la crisis del 2008. En este sentido, cubrir el saldo de sus cuentas, no es otra cosa que comenzar a vender esos bonos.

Es muy importante entender que este proceso tiene dos consecuencias directas. La primera, es un alza en la tasa de interés, ya que una oferta constante de bonos en el mercado, generará una caída en sus precios. La segunda, es el envío de un mensaje al mercado, reconociendo que hay una burbuja en el mercado de bonos que hay que manejar cuidadosamente.

Aparentemente, el mercado ha percibido en la discusión al interior de la FED, que existe un mayor riesgo que se produzca una explosión de la burbuja del mercado de Bonos. En realidad, este es el mercado que ese encuentra claramente en peligro, desde hace varios años. Por supuesto que si no se logra un aterrizaje suave, las consecuencias serán globales nuevamente, afectando negativamente al resto de los mercados financieros.

El Panorama Actual 

Hasta el momento, la FED ha venido manejando este proceso con mucha cautela, adoptando las medidas correctivas de forma paulatina, para poder tener el tiempo de evaluar los efectos de las mismas sobre la economía y los principales mercados.

Mientras tanto, el Banco Central Europeo (BCE) y el Banco de Japón (BOJ) continúan inyectando liquidez en sus economías, tratando de mantener algún nivel de dinamismo en sus regiones.

Cómo consecuencia de la presentación de las actas, ayer, la volatilidad del mercado subió 9.33%, ubicándose en los 12.89 puntos. Sin embargo, este es un nivel todavía muy bajo en relación a los 20 puntos, considerados como la frontera de pánico del mercado.

No cabe dudas que abril ha comenzado dando señales de nerviosismo en los mercados y los precios de las acciones, bonos y materias primas han comenzado a bajar. Sin embargo, mientras la volatilidad continúe en estos niveles, esta circunstancia puede ser un buen motivo para tomar nuevas posiciones o incrementar las existentes.



jueves, 30 de marzo de 2017

Como Ganar 8% al Año en Renta Fija Invirtiendo en Facebook, Google o Netflix

Por Gonzalo Loayza Devéscovi

Ahora que las tasas de interés por los depósitos en dólares son muy bajas, vale la pena explorar algunas alternativas de inversión diferentes y muy interesantes. Una de ellas son las llamadas Notas Estructuradas Auto Call (NAC), las cuales permiten generar retornos en dólares muy altos para los inversionistas con un riesgo muy controlado.

Notas Estructuradas

De acuerdo a Wikipedia, las notas estructuradas son instrumentos financieros emitidos por un intermediario como una alternativa de inversión donde se puede llegar a obtener rendimientos superiores a los del mercado de renta fija, teniendo por lo general una garantía del capital o un porcentaje de este invertido al momento del vencimiento.

Las Notas Estructuradas comenzaron a popularizarse hace 40 años aproximadamente y hoy son parte del portafolio de la mayor parte de los inversionistas institucionales y de manera creciente también de los inversionistas individuales. En el mundo, hay grandes bancos e instituciones financieras especializadas en la estructuración de estas notas, lo que genera un nivel de confianza adicional en los inversionistas.

Una ventaja de estos instrumentos, es que se pueden estructurar, de manera muy flexible, para adecuarse al perfil del riesgo de cada inversionista, así como al plazo deseado y a la rentabilidad esperada.

Cabe mencionar que fundamentalmente, una Nota Estructurada está formada por un bono o acción y un producto derivado, el cual permite delimitar el riesgo que se quiere tomar,  acceder a la rentabilidad esperada o fijar un plazo para su inversión.

Cómo Funcionan las NAC?

Las Notas Estructuradas llamadas Auto Call, constituyen una variante muy interesante para muchos inversionistas que están buscando instrumentos de Renta Fija que generen altos rendimientos sin estar expuestos a niveles elevados de riesgo.

Las NAC, típicamente se construyen en base a la conjunción de una o varias acciones con un producto derivado. El resultado es un instrumento de Renta Fija que paga un alto interés (bajo ciertas condiciones) y que puede tener un vencimiento tan corto como un año o seis meses.

Asimismo, las NAC suelen tener un margen de protección en el caso de que las acciones caigan de precio. Este margen varía según el tipo de nota pero es muy común encontrar estos instrumentos cuya protección varíe entre 20% y 40%. 

De esa manera, usted podría estructurar una NAC con acciones tan buenas como las de Google, Facebook o Netflix. El resultado sería un instrumento que puede generar una renta fija tan alta como 8% al año en dólares. En términos generales podemos afirmar que es muy común encontrar en el mercado, NACs construidas a partir de muy buenas acciones y que generen retornos que van entre 6% y 10% al año.

Si tomamos en cuenta que actualmente se puede obtener alrededor de sólo 0.5% anual por ahorrar dólares en una cuenta bancaria o en un instrumento financiero similar, las NAC pueden constituirse en alternativas de inversión muy atractivas.

En términos generales, las NAC operan de la siguiente manera: 

1.- La NAC se emite en una fecha y se establece las acciones que la conforman, el precio de inicio de cada acción, la tasa de interés que pagarán, el margen de protección y el plazo de duración.

Para seguir con el ejemplo, esta NAC estaría conformada por acciones de Google, Facebook y Netflix. Los precios de inicio serían los vigentes al cierre del día 29 de marzo, la tasa de interés que redituarán será de 6.5% al año, y se pagará este interés mensualmente. El margen de protección establecido será del 30%, lo cual quiere decir que mientras alguna de estas acciones no caiga más de 30%, el pago de los intereses mensuales y del 100% del capital estará garantizado. Finalmente, se establece que esta NAC tendrá una vigencia de un año. Por si acaso, este es sólo un ejercicio hipotético y estas condiciones no tienen por qué guardar relación con la realidad.

2.- Cada mes, el banco emisor hará una observación de la nota. Si el precio de todas las acciones está dentro del margen de seguridad, entonces se pagará el interés establecido. Si el precio de alguna de las acciones ha caído por debajo del margen de seguridad, entonces ese mes no se pagará el interés. 

Sin embargo, si en el mes siguiente, todos los precios de las acciones regresan a un nivel ubicado dentro de la banda de protección, entonces se pagará el interés de ese mes, más el interés del mes no pagado. No importa cuantos meses hayan transcurrido sin pagar el interés, basta que en una fecha de observación, todos los precios de las acciones se encuentren dentro del margen de seguridad para que se pague el interés de ese mes y el de todos los meses no pagados.

3.- Si a partir de la observación de mes cuatro, el precio de todas las acciones está por encima del precio de inicio, entonces se pagará el interés del mes y se devolverá el 100% del capital invertido. Este ejercicio se repetirá cada mes hasta el final del periodo de vigencia de la NAC.

4.- Al final del periodo de la NAC se observarán los precios de cada una de estas acciones. Si todas ellos están dentro del margen de seguridad, entonces se procederá a pagar el interés correspondiente a ese último mes así como el 100% del capital invertido.

5.- Cual es el riesgo máximo? Lo peor que puede pasar es que al vencimiento de la nota, el precio de una acción o más, se encuentren por debajo del nivel de seguridad determinado. En ese caso, el emisor devolverá el monto resultante pero no en dinero sino en estas acciones. Es decir que en este caso, el riesgo sería quedarse con acciones de Facebook, Google o Netflix. Todas ellas, compañías muy exitosas, líderes en sus respectivas industrias y cuyas acciones vienen subiendo consistentemente en el tiempo. Tremendo castigo!








viernes, 24 de marzo de 2017

Rankia: El Populismo según Dalio

Por Gonzalo Loayza

A continuación voy a reproducir un post que escribí el día de ayer para Rankia y considero oportuno ponerlo a disposición de ustedes.

Ray "El Rey" Dalio es uno de los inversionistas de mejor reputación en Wall Street. A través de su compañía de inversiones Bridgewater, él y sus colaboradores manejan más de US$ 150,000 millones, siendo probablemente el mayor Fondo de Inversión de su tipo. Dalio no es sólo uno de los Hedge Funds más exitosos de Wall Street desde 1975, año que fundó su compañía, si no que ha logrado establecer una cultura corporativa que difícilmente puede encontrarse en esta industria.
Hace algunos años, tuve la oportunidad de conocer de cerca la manera como Ray Dalio construyó dicha cultura, para lo cual considero indispensable leer Dalio´s original Principles. Me parece muy importante entender como los valores fundamentales de las corporaciones, se constituyen en las bases y estructura de su cultura. En el caso de Bridgwater, esto va mucho más allá del éxito alcanzado en el mundo de las inversiones.
Ayer, esta importante corporación publicó un paper denominado Populism: The Phenomenon, en el cual se examina este proceso, como surge, la manera como crece y el camino que recorre mientras está vigente. Este interesante reporte recorre, en el tiempo, desde el presidente Jackson en USA en los años 1830s, hasta el Presidente Hugo Chavez de Venezuela. Este texto pueden encontrarlo en la siguiente dirección: https://www.bridgewater.com/resources/bwam032217.pdf y me parece una lectura muy oportuna, en especial, por lo que empiezan a vivir distintas sociedades en la actualidad.
Como no podía ser de otra manera, el texto de Bridgwater, vincula estos procesos de populismo, con el momento que vivió el mercado americano de acciones durante esos mismos años.
Saludos.

viernes, 17 de marzo de 2017

2017: Un Súper Año para la Bolsa?

Por : Gonzalo Loayza

Sabía usted que el 2017 puede ser un súper buen año para la Bolsa?... estadísticamente hablando. Sólo algunas publicaciones como MarketWatch, Real Money o un reciente artículo de Sergio Nozal, han hecho referencia a un fenómeno estadístico muy raro llamado January Trifecta, ocurrido este año.

Los americanos, muy aficionados a las estadísticas, se han dado cuenta que cuando concurres tres eventos en enero, todo el año será muy bueno en términos del rendimiento de las inversiones en la Bolsa.

Estos tres eventos son: Santa Claus Rally, es decir una subida del mercado en los últimos días de diciembre; que los primeros 5 días de enero muestren una tendencia creciente en el mercado y que enero tenga un resultado positivo como mes. Si estos tres factores confluyen, la probabilidad que todo el año sea positivo es del orden del 88%.

Bueno, estos tres elementos han estado presentes en el 2017, y las estadísticas señalan que en esos casos el SP-500 subió alrededor de 17% en el año. Sin embargo, las estadísticas siguen su juego. Cuando estos tres factores se juntan con la elección de un nuevo presidente de USA, el mercado de la Bolsa subió casi 25%. Claro que todos estos son resultados sólo numéricos y tendrán mayor o menor valor según las personas crean en mayor o menor grado en la efectividad de las estadísticas.


Para terminar, quisiera incluir un gráfico aparecido en Market Watch acerca de cómo se ha venido comportando Wall Street históricamente mes por mes.

Fuente: MarketWatch


martes, 14 de marzo de 2017

Reunión Clave de la FED Hoy y Mañana: Primeros Resultados

Por Gonzalo Loayza

A partir de hoy se reúne el Comité del Mercado Abierto de la FED y mañana harán el anuncio de la subida de la tasa de interés, si esta finalmente se produce. La mayor parte de los analistas concuerdan en que lo más probable es que la FED acuerde un alza de 0.25% en su tasa de referencia.

Asimismo, hasta ayer existía el consenso que el mercado ya había descontado este efecto y que por lo tanto, no se experimentaría mucha volatilidad durante la jornada de hoy y mañana. La fuerte tormenta de nieve en la costa este de USA y especialmente en NY, va a originar que mucha gente no pueda salir de sus casa y por lo tanto veamos un mercado con poco movimientos.

Sin embargo, Don Mercado siempre hace lo que quiere y por lo general se comporta al revés de lo que la mayoría de analistas piensa.

Hoy, el mercado abrió claramente a la baja y con la volatilidad subiendo significativamente. Así el Indice SP-500, en la primera hora de negociación, viene cayendo 0.60% y el Indice tecnológico Nasdaq está retrocediendo 0.71%, de las mayores caídas en lo que va del año.

Por si parte, el Indice de la volatilidad del mercado está en los 12.45 puntos, es decir casi 10% más alto que el nivel de cierre de ayer.


lunes, 13 de marzo de 2017

La Fórmula Mágica del Dinero

Por Gonzalo Loayza

Hace algunos años, Joel Greenblatt, uno de los Gurús modernos de la inversiones financieras publicó un libro llamado El Pequeño Libro que Bate al Mercado en el cual detalló de manera abierta, la fórmula que él utiliza para obtener grandes retornos por sus inversiones.

Y es que las estadísticas no nos ayudan mucho. El 75% de las empresas que se forman no llegan operando al quinto año, sin que quiebren o cierren. La mitad de las compañía exitosas no sobreviven a la segunda generación del fundador y más del 80% de ellas, dejan de existir en la tercera generación.

En el mundo de las inversiones financieras sucede algo parecido. Cerca del 75% de todos los fondos de inversión no logran superar el rendimiento del Indice SP-500 en un año determinado y los inversionistas individuales, prácticamente no lo logran nunca.

Sin embargo, todos o casi todos nosotros, en algún momento de nuestras vidas, nos preguntamos cómo podemos hacer para lograr nuestras metas financieras y superarlas. Cómo hacen ciertas corporaciones para crecer y mantenerse en el tiempo de manera exitosa y además haciendo ricos a sus dueños o accionistas?

Es un golpe de suerte, mucho trabajo, la ayuda del gobierno, la visión del fundador, el timing del negocio, o todo junto lo que detonó el éxito? y qué contribuyó a que este éxito perdurara en el tiempo? Cómo podemos aplicar esto en nuestras propias vidas para alcanzar nuestros objetivos financieros? Finalmente, existe alguna fórmula mágica para lograrlo?

Aunque no lo logremos comprender fácilmente, el mundo Real y el Financiero tienen mucho en común. Los errores en uno y otro parecen ser los mismos detonantes del fracaso y las buenas decisiones contribuyen al éxito de los dos.

Descomponiendo la Fórmula

Evidentemente que lo que permite que una inversión pequeña se transforme en una fortuna, está explicada matemáticamente por un concepto llamado Interés Compuesto. A todas las personas que asistimos a un colegio nos enseñaron la fórmula del interés compuesto, pero lamentablemente no su importancia.

Albert Einstein, quien no tenía nada de asesor financiero ni de banquero, afirmó en repetidas oportunidades que el interés compuesto debería ser considerado como la octava maravilla del mundo. Pero es más, él también dijo que quien comprendiera este concepto, se beneficiará de él y quien no, lo lamentaría.

Como todos sabemos, el interés compuesto depende sólo de dos factores: Tasa de crecimiento (anual por ejemplo) y tiempo (años, por ejemplo). Lamentablemente, el ser humano no está diseñado para esperar mucho tiempo y entonces busca tasas de crecimiento más altas para acortar el tiempo.

Es ahí cuando tomamos decisiones de mayor riesgo (como aumentar el endeudamiento para crecer más rápido, atender a clientes menos confiables o sacrificar la calidad de nuestros productos) que terminan generándonos problemas, muchas veces fatales para el negocio. A nivel personal ocurre exactamente lo mismo. La gente comienza a invertir en instrumentos financieros cada vez más riesgosos con la finalidad de obtener rendimientos más altos, con consecuencias, generalmente también fatales.

No hay que olvidar que el interés compuesto es la fuerza que permite que rendimientos anuales mediocres, generen un rendimiento extraordinario a lo largo del tiempo.

Inversión Pasiva

Probablemente la mejor expresión del buen uso del Interés Compuesto está expresado por John C. Bogle, Fundador de The Vanguard Group, quien maneja nada menos que US$ 4 Trillones en sus Fondos y ETFs. Este señor de casi 88 años de edad tiene un razonamiento muy lógico. El dice que si el mercado viene subiendo a una tasa de 8% al año durante los últimos 200 años y casi 10% al año desde 1900 a la fecha y si la mayor parte de la gente no puede obtener mejores retornos que el índice de la bolsa, entonces lo que hay que hacer es simplemente invertir en el índice de la bolsa y esperar que el interés compuesto haga el resto.

En realidad, la historia parece darle la razón a John C. Bogle, ya que no es fácil encontrar una empresa que haya crecido al 8% al año durante 200 años ni 10% al año en los últimos 116 años. Para ponerlo en perspectiva, US$ 1,000 invertidos al 10% anual durante 116 años se hubieran convertido en USS 70 Millones y todo gracias al interés compuesto.

Por esta razón, lo que hace Vanguard, es crear instrumentos financieros que repliquen el comportamiento de los principales índices, de modo que los clientes o inversionistas puedan comprar participaciones de estos índices de la misma manera que comprara la acción de una empresa.

La Fórmula Mágica

Sin embargo, hay otros grandes inversionistas como Peter Lynch, Ray Dalio o Warren Buffett, que parecen tener una Fórmula que les ha permitido obtener retornos muy superiores al mercado. Ellos y otros inversionistas más, repiten permanentemente que el secreto radica en comprar acciones de empresas excelentes y adquirirlas cuando se encuentren baratas.

Dos conceptos muy claros, Compañías excelentes y Acciones baratas, pero como determinar objetivamente estos dos criterios, o qué indicadores utilizar para seleccionar estas acciones? Bueno, Joel Greenblatt, en su libro El Pequeño Libro que Bate al Mercado, detalla exactamente cómo hacerlo.

Pero quién es Joel Greenblatt como para hacer caso a su recomendación? Cabe mencionar que este señor es uno de los inversionistas modernos más exitosos y parte de los fundadores de lo que se denomina actualmente el Trading Cuantitativo. Treinta años menor que Buffet, Soros o Bogle, Greenblatt creó en 1985 su Hedge Fund llamado Gotham Capital.

Como la mayor parte de estos inversionistas exitosos, él comenzó su aventura con muy poco capital. Un especulador de bonos basura, invirtió USS 7 millones en el Fondo de Greenblatt y el resultado no pudo ser mejor.

Gothan Capital logró un retorno de 40% anual entre 1985 y el 2006, superando largamente al mercado, que creció durante esos mismos años a una tasa ligeramente superior al 9%. Greenblatt y su inversionista inicial no sólo se volvieron multimillonarios, él también se convirtió en un nuevo referente en la Bolsa de NY.

Joel Greenblatt, que siempre ha mantenido una actitud muy abierta en relación a sus inversiones, decidió escribir El Pequeño Libro que Bate al Mercado, para revelar su Fórmula Mágica. Como no podía ser de otra manera, el siguió los pasos de los exitosos clásicos y afirmó que para lograr grandes retornos en la Bolsa, se requiere comprar acciones de empresas exitosas y que se encuentren baratas.

La diferencia, es que él nos describe, con toda claridad, la manera de determinar esas dos cualidades. Para él, las empresas exitosas son las que generan altos retornos por el capital invertido, pero él utiliza una fórmula un poco diferente a la regularmente se utiliza en este concepto:

Retorno de Capital Invertido = EBIT/Activo Neto Tangible

EBIT es simplemente la utilidad contable que obtiene una empresa, sin tomar en cuenta los intereses e impuestos cargados durante el ejercicio.

Por su parte, el Activo Neto Tangible esta referido a la diferencia entre Activo Corriente y Pasivo Corriente al que se le suma el valor del activo Fijo.

Por otro lado, las acciones baratas, las encuentra siguiendo también una simple fórmula:

Valorización = EBIT/Valor de Empresa

El Valor de una Empresa está representado simplemente por el precio de una acción multiplicado por el número de acciones. Este valor se obtiene muy fácilmente de cualquier plataforma financiera, como por ejemplo Google Finance.

Lo que recomienda Greenblatt es hacer un Ranking por cada una de estos dos indicadores y tomar las 20 o 30 acciones que muestren la mejor combinación de ambos. El sugiere que los inversionistas individuales, compren dos o tres acciones al mes y repitan este mismo ejercicio una vez al año.

Si usted no está familiarizado con estos conceptos, le resultará muy fácil encontrar a alguien que si los entienda, ya que son tres ideas muy comunes en el ámbito financiero y además muy fáciles de encontrar en la web. En la actualidad, hay muchos asesores financieros y Funds Managers que utilizan estos principios al momento de estructurar sus portafolios.

Si usted estaba buscando una fórmula para seleccionar acciones ganadoras, acá tiene una por donde empezar.










miércoles, 1 de marzo de 2017

Una Simple y Muy Efectiva Estrategia

Por Gonzalo Loayza Devéscovi

La semana pasada escribí un post en el que hice referencia a un famoso libro de Ben Graham llamado Security Analysis en el cual, este exitoso inversionista explicaba paso a paso como seleccionar las acciones ganadoras que deberían ser incluidas en un portafolio. Quisiera aprovechar este tema para responder a una serie de preguntas y comentarios que he recibido al respecto de las inversiones financieras y lo que podemos esperar de ellas razonablemente.

El primer tema que quisiera responder es por qué deberíamos comprar acciones y no bonos o instrumentos como certificados Bancarios, Certificados de depósito, o mantener cuentas a plazo. La respuesta a esta pregunta está dada por el desempeño de estos distintos instrumentos financieros durante los últimos 116 años.

En este período lo suficientemente largo como para obtener alguna conclusiones importantes, el rendimiento promedio de los instrumentos vinculados al cash, como los Certificados Bancarios y las Cuentas Bancarias a Plazo entre otros, ha sido de 4% anual. Del mismo modo, el rendimiento promedio de los bonos en más de un siglo ha sido de un poco más de 5% al año. En cambio, el retorno de las acciones en el mercado americano, durante estos 116 años ha sido de casi 10% al año.

Para ponerlo en una perspectiva comparativa, si usted hubiera mantenido durante estos 116 años un depósito a plazo por US$ 1,000, a finales del presenta año, usted tendría en su cuenta alrededor de US$ 98,500. Si en cambio usted hubiera comprado bonos, entonces esos US$ 1,000 se convertirán en casi US$ 305,000. Pero si usted los hubiera invertido en acciones, su patrimonio al final del 2017 sería de casi US$ 70 Millones. Así de grande es la diferencia de rendimiento de cada uno de estos instrumentos a lo largo de los años.

Existe numerosa evidencia empírica estudiada por universidades muy prestigiosas y centros de investigación que confirman estas tendencias. En la actualidad, es muy fácil tener acceso a páginas web muy bien reputadas que hacen referencia a estas investigaciones.

Obviamente que el mercado de acciones es más volátil que el de bonos y que el del cash. Un portafolio de acciones tendrá típicamente una volatilidad tres o cuatro veces más alta que un portafolio de Bonos.

También es cierto que circunstancias como las crisis del 2000 y 2008 generan caídas muy grandes en los valores patrimoniales de quienes han invertido en acciones. Pero si usted tiene un horizonte de inversión de largo plazo, verá que los años buenos compensarán con creces los años malos y a la larga, su inversión generará una rentabilidad como la antes mencionada.

Por esta razón, hay muchas personas que entran al mercado bursátil, tratando de cazar estas altas rentabilidades. Sin embargo, luego de la crisis del 2008, en la que el mercado cayó más del 50% y muchos portafolios perdieron aún más, los inversionistas individuales se han vuelto más conservadores y los analistas y asesores financieros han puesto el énfasis en la necesidad de diversificar los portafolios.

De ahí surge el tremendo éxito que están mostrando los ETF (Exchange Traded Fund), los cuales reúnen en un sólo instrumento, a un grupo de acciones. Algunos ETFs están compuestos por más de 100 acciones y otros reproducen el comportamiento de importantes índices como el SP-500, el Russell-2000 o el Nasdaq-100. De esa manera, cualquier persona puede participar del mercado de acciones, pero con niveles de volatilidad mucho menores comprando un ETF como si fuera una acción.

Una Simple Estrategia

Sin embargo, la diversificación no genera por si sola, una buena rentabilidad. Como mencioné hace unas semanas en otro post, para manejar exitosamente un portafolio se requiere de de cuatro factores: Manejo de Cartera (estrategia), Manejo del Riesgo (acá interviene la diversificación), Control Psicológico y Manejo del Dinero .

Ben Graham decía que la magia de la rentabilidad ocurría en una parte muy bien determinada dentro del Universo de nuestras acciones. Su estrategia consiste en eliminar al 20% de las acciones que muestran el peor desempeño en los últimos doce meses. Ahí están las empresas que pueden quebrar o las que simplemente no son competitivas y terminarán saliendo del mercado.

Asimismo, hay que eliminar al 20% de arriba y que vienen mostrando un rápido crecimiento, ya que ahí están las acciones más caras y son esas las más volátiles y por lo tanto, las más riesgosas. Entonces nos queda el 60% del medio y es ahí donde encontraremos las acciones ganadoras.

Pero su punto de vista tiene un elemento clave adicional. Graham sostiene en numerosas publicaciones, que a largo plazo, el precio de las acciones sigue una ruta determinada por la tendencia de las utilidades de las empresas. Pero que a corto y eventualmente a mediano plazo, los precios van a fluctuar dentro de una banda determinada por las emociones del mercado. En algún momento, el precio estará por debajo de la tendencia de las utilidades y en otro momento estará por encima de este nivel.

Como es lógico deducir, Graham buscaba comprar las acciones cuando su precio estaba muy cerca a la parte baja de la banda y las vendía cuando estaban en la parte alta. Esta estrategia lo hizo muy exitoso como inversionista durante muchas décadas y lo convirtió en el referente de los grandes Fund Managers actuales.

Hace un tiempo tuve acceso a una versión moderna de esta estrategia, la cual estaba obteniendo rendimientos muy por encima del mercado. Esta consiste en invertir sólo en acciones que sean parte del Indice DJ-30. Este índice tiene dos ventajas muy claras. la primera es que todos su componentes son empresas muy grandes, muy bien posicionadas en sus mercados y con estados financieros y gerencias sobresalientes. La segunda ventaja, es que sólo son 30 empresas, por lo que armar un portafolio resulta bastante simple, aun para inversionistas con montos disponibles pequeños.

Cabe mencionar que este Indice está conformado por empresas tan importantes como Goldman Sachs, Caterpillar, IBM, American Express, Dupont, Procter&Gamble, Visa, Disney y 3M, sólo por nombrar algunas.

Siguiendo el procedimiento de Graham, de este universo de 30 acciones, se debe eliminar el 20% de las acciones que ha registrado el peor desempeño durante los últimos 12 meses y el 20% de las acciones que subieron más de precio durante ese mismo período. En consecuencia, quedarían sólo 18 acciones disponibles para invertir, de las cuales, la estrategia manda comprar las 9 que muestren el mejor rendimiento durante esos doce meses.

Ahí se encuentran las acciones que están listas para dar el gran salto en sus precios y por lo tanto las que serán capaces de generar la mayor rentabilidad. En consecuencia, son esas las acciones que nos importa tener en nuestro portafolio.

Una o dos veces al año se repetiría el mismo ejercicio, vendiendo las acciones que salieran fuera de este grupo y comprando aquellas que logren entrar.

Series históricas bastante largas, muestran que teóricamente, esta simple estrategia logrará superar al rendimiento del mercado consistentemente a lo largo del tiempo. Provecho!!